Mi mejor San Valentín

Levantarse por la mañana, poner la radio y… ¡Feliz San Valentín a todas las parejas del mundo! cambio de cadena y lo mismo… presiento que hoy va a ser un día estupendo… apago todo, me arreglo y me voy al mercado.

Media hora después ya estoy montada en un rickshaw dirección Paharganj, el mercado principal de Delhi. Donde suelen alojarse la mayoría de los turistas que vienen perdidos a Delhi sin saber donde ir, o los hippies, o los que quieren dormir cerca de la estación de tren.

 

Vaca- Camello en el mercado

Solo iba buscando una cosa, un album con un Ganesha para un regalo, pero está claro que no puedes ir a Paharganj sin picar alguna cosa más en al menos… tres tiendas. Bolsos, maletas, collares, mantas, vestidos, pantalones, cajas pintadas a mano…

Después de regatear en varias tiendas, por fin consigo lo que quiero. El album con Ganesha en la portada. Ahora que ya tengo todo, voy a dar una vuelta a ver si descubro cosas nuevas por este mercado.

Me paro en un puesto de especias y sale corriendo un vendedor que estaba en su tienda sentado, hablando tan tranquilamente con una mujer occidental.

-Namaste! Where are you from?

-De España

-Ohhhhh!!!! Hola, Hola Caracola!

(Ataque de risa) Y así es como empieza una conversación con el indio de las especias. Un Indio que tiene una tienda en Palma de Mallorca y que se sabe todas las especias que tiene en la tienda en varios idiomas, entre ellos, en español.

Al final terminé sentada, tomandome un Chai (té indio) en una tacita sucia de porcelana. (pero, como no me lo voy a beber? es de mala educación decir que no).

La conversación no tuvo desperdicio porque resultó que la irlandesa que estaba con él o estaba loca o estaba fumada o borracha, alguna de las tres cosas, porque sin venir a cuento se reía sola…cosa que a mi me dio bastante miedo y me bebí el Chai lo más rápido que pude.

Al final solo compré unas especias (que no me acuerdo como se llaman) que sirven para limpiar la tripa…(no doy más detalles). Pero al irme me dió un ramito y me dijo:

-“Toma, por San Valentín! eres la número 17” (jajaja)

-GRACIAS!! pero eso no se dice! a la próxima le das el ramo y no le dices que es la número 18! (se reía)

– Tienes razón, toma, este paquete de especias también te lo regalo por San Valentín (un paquete con 7 especias diferentes).

Con mi ramito de flores

Está claro que ese día el Indio de las especias ganó una clienta, por haberme hecho reír en mi día de San Valentín. Pero, no fue el único…

Unas 15 tiendas delante, vi unos elefantes pintados a mano y me quedé mirándolos. Enseguida vino el vendedor. Al final, después de muchas risas y regateos, me llevé el elefante y para que viese que “soy tu amigo y no te quiero vender nada, toma este llavero. Feliz día de San Valentín!”.

Salí de la tienda y lo primero que hice es llamar a mi madre, iba feliz por la calle, riendome de lo que me acababa de pasar. Suele ser normal que me pasen cosas raras en la India, pero nunca dejo de sorprenderme.

Este año, San Valentín ha venido inesperadamente, pero, se ha acordado de mí y eso me ha gustado todavía más!

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Pharmd296 dice:

    Hello! eeddkde interesting eeddkde site!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s