Arigatou gozaimasu Japon

Japon! Los samurais, sus tradiciones, sus tejados, sus tatamis, las geishas, los comics y la comida… en mi cabeza siempre ha sido como un mundo totalmente diferente y llevaba tiempo esperando el momento para coger la maleta y visitar la isla. No me voy a quejar de la compania porque no podia haber esperado mejor momento para hacer este viaje… 😉 La odisea japonesa empezo con la condicion de entrenar todos los dias y el handicap de encontrar hoteles centricos con piscina & gimnasio dentro de nuestro budget. Encontrados! (Otra cosa es que luego la piscina estuviese abierta o las cintas de correr funcionasen…) Ultima semana y unas ganas tremendas de poner en el mail “fuera de la oficina” y lo unico que haciamos era recibir mensajes: “Erupcion de un volcan en Japon”, “Tifon llegando a Japon”… Que bien…! Ni se me paso por la cabeza cancelar el viaje, aun que he de decir que la idea de pasar un tifon en un pais en el que no hablan ingles, no me hacia mucha gracia, pero eso ya lo pense tarde cuando estaba subida en el avion. Llegada al aeropuerto y con ganas de probar el hotel capsula que habia reservado para la primera noche en el mismo aeropuerto. (esos hoteles que parece que estas durmiendo en una colmena…) Aprovechabamos para quedarnos ahi porque llegabamos tarde y ya estaba todo el transporte publico cerrado para acceder al centro… Upss aeropuerto incorrecto! Primera sorpresa del viaje y es que Emirates llega a la ida a un aeropuerto y sale de otro diferente. Bueno no pasa nada, se extiende una noche mas el hotel de Tokyo y listo. Abrir las cortinas del hotel y ver Tokyo desde un piso 26 analizando las funciones del WC robotizado con musica, nos llevo minimo una hora y muchas risas.

Vista panoramica desde la habitacion
Vista panoramica desde la habitacion

En pie y ya en la calle con los ojos abiertos para no perdernos absolutamente nada y es que Japon es un pais que tiene algo curioso en cualquier rincon. Mira aqui tienen cafe… y nos metimos en un bar donde 5 senores sentados en sofas de cuero plastificado antiguo, periodico y cigarrillo en mano, pasaban su tiempo a ver las carreras de caballos en una TV. Nos habiamos trasladado a cualquier bar de los anos 50 en Espana.

Bar Japones
Bar Japones

Las 09:00, unico momento del dia hasta las 16:30 que paramos para sentarnos….”Vamos primero a este templo que esta aqui al lado y luego si acaso podemos ir andando al palacio imperial”…

Taxi-Tortugas Ninja
Taxi-Tortugas Ninja
Japones Cool en Kimono
Japones Cool en Kimono
Jardines de Tokyo
Jardines de Tokyo

Bueno pues nos hicimos medio Tokyo andando en un dia. Paramos a comer un Ramen? Si, suena fatal pero este plato tipico japones esta buenisimo y la verdad es que ha sido todo un descubrimiento. Un plato basico en toda comida japonesa, esta sopa esta hecha con un poco de todo y es mejor no preguntar que lleva. Comer a partir de las 16:00 no es algo facil en Japon, asi que al final terminamos en un restaurante minisculo donde nadie hablaba ingles y la cocina estaba pegada al bano y a las mesas. El mejor Ramen de todo el viaje!

Ramen Japones
Ramen Japones

El dolor de piernas despues de unos 40Km con chanclas y manoletinas es imaginable… pues a seguir andando que hay que ver mas cosas.

Tokyo Tower
Tokyo Tower & Roppongi area

La torre de Tokyo, el barrio de Roppongi, andar en circulos durante Kms buscando el cruce mas transitado del mundo (Shibuya) y por fin encontrarlo! y como no,celebrarlo con una cena en un restaurante japones precioso, sentados en una barra rodeados por dos parejas de japoneses hablando y aun asi, no escuchamos ni un solo ruido. (igualito que las cenas de espanoles).

Por el primer dia en Tokyo
Por el primer dia en Tokyo
Restaurante tradicional japones
Restaurante tradicional japones

Y nos pillo el tifon. Aun asi un dia en Japon no es para desperdiciarlo y nos fuimos a Nikko. Es una pena que no pudiesemos salir del paraguas porque Nikko es una reserva natural y queriamos haber hecho algo de trekking y ver unas cascadas, pero solo pudimos ver el templo principal. De vuelta a la estacion de tren, nos bajamos unas paradas antes para poder ver un poco el pueblo antes de irnos pero… uy sorpresa! Esta todo cerrado y nadie en la calle, solo un mono enorme cruzando la carretera… Y nos paramos a tomar café en una tienda que tenia un cartel luminoso estilo club de carretera que ponia “cafe”… Cafe… rodeados de munecas que nos miraban y un japones que nos sonreia pero que no nos daba mucha confianza… Llego el gran momento: -Tengo que ir al bano… -Nooooo!!, no me dejes aqui a mi sola que me muero de miedo!… (y se fue al bano) y yo me quede moviendo la taza de cafe con la cucharilla de “Peter Rabbit” mientras con un ojo miraba a las munecas y con el otro intentaba ver si el dueno venia sigilosamente por detras a matarme o algo…(como en las peliculas). Pero no paso nada.

Cafe rodeados de munecas
Cafe rodeados de munecas

Ya en Tokyo el paraguas daba igual llevarlo o no. Pisamos charcos, mas charcos y llegamos al hotel totalmente empapados, sin casi poder abrir los ojos del viento y la cantidad de agua que caia. Primer tifon, superado con exito!

Tifon en Tokyo
Tifon en Tokyo

Ya secos (no por mucho tiempo), salimos del hotel corriendo al primer restaurante que vimos con una vaca enorme dibujada en la puerta: Este tiene que tener carne! Y efectivamente, en medio de la mesa, teniamos una pequena barbacoa para hacernos la carne y entrar en calor al mismo tiempo. Dia soleado (menos mal) y hoy toca montarse en el tren bala camino a Kyoto. Por el camino, pudimos ir viendo el Monte Fuji durante un buen rato, rezando para que no nos levantasen de los unicos sitios libres que quedaban en el vagon de los “reservados” y tener que ir todo el viaje de pie.

Monte Fuji
Monte Fuji

Empiezan las casitas de madera pequenas, los techos japoneses, la hilera de templos samurais y las bicis. Ya huele a ciudad de esas que gustan. De esas que te hacen pasear, cerrar los ojos e imaginarte como seria tu vida recorrriendo esas calles llenas de gente silenciosa en kimonos.

Vista de Kyoto
Vista de Kyoto
Hotel en Kyoto
Hotel en Kyoto

Dejar las maletas, cambiarse y salir a cenar dando un paseo por calles llenas de luces calidas de bares pequenos inundados de japoneses bebiendo sake. Un rio, arboles… Vivir en Dubai ha conseguido que el simple hecho de escuchar un grillo o ver pajaros en un arbol sea una gozada, cosa que antes pasaba bastante desapercibido.

Callejeando por Kyoto
Callejeando por Kyoto

7 de Octubre, postal en una mano, camara al cuello y ya subidos a una bici, en marcha! Y es que este dia estaba senalado en el calendario desde hace tiempo ya que para entrar al templo del musgo (Kokedera temple) tienes que mandar con tiempo una postal en japones a los monjes del templo, que te aceptan o no, la entrada.

a Rodar!
a Rodar!

Para entrar a los jardines del templo, tienes que escribir con pincel una oracion en japones y de rodillas. Siendo sincera, era lo que mas me apetecia de la visita a los jardines pero he de reconocer que puede llegar a ser un poco incomodo estar 40minutos dibujando con las rodillas dormidas.

Oracion japonesa que tienes que escribir para poder entrar al templo
Oracion japonesa que tienes que dibujar con pincel y tinta para poder entrar al templo
Musgo o Kokedera
Musgo en Kokedera temple

Siguiente “rendez-vous”: Buscando cenas fuera de lo tipico, encontre en un blog un sitio que tenia muy buena pinta. Es un templo, minusculo llamado Kanga-An, que pasa muy desapercibido en el centro de Kyoto pero escondido entre las casas bajas de un barrio residencial y un parking de piedras blancas. -Es esto? pero si en las fotos ponia que era una pasada!? Ay pequena saltamontes, no se puede ser tan impaciente. Efectivamente, una vez pasado el parking, el templo era precioso, muy pequeno, silencioso y era solo para nosotros. Solo se oia algun grillo y el ruido de nuestras camaras.

Kanga-an temple
Kanga-an temple
Kanga - an temple
Kanga – an temple

Los monjes Zen Obaku son monjes que llevan una dieta estricta vegetariana y como echaban de menos el sabor de la carne, crearon lo que ahora se llama “Fucha Ryori” que es un tipo de comida japonesa en el que cocinan las verduras y el tofu de tal manera que parezca que estas comiendo algo mas contundente… esto no lo sabiamos hasta despues… Aviso, si no estas acostumbrado a la comida gelatinosa vegetariana, igual no sabes muchas veces lo que te estas comiendo. La experiencia fue buenisima, nos salimos de lo turistico, la cena fue muy especial y el sitio bastante magico.

Restaurante dentro del templo Kanga -An
Restaurante dentro del templo Kanga -An
Parte de la cena en Kanga-An
Parte de la cena en Kanga-An
Nuestra cena vegetariana
Nuestra cena vegetariana
Cena en Kanga-An
Cena en Kanga-An

Nos vamos a Nara! Volvemos a coger el tren bala y esta vez con sol y el dia completamente despejado. Ciervos, cintas en la cabeza y ninos que te vienen a preguntar como te llamas, templos preciosos con vistas increibles y un picnic improvisado en un jardin donde solo nos “molesto” un ciervo banandose en el riachuelo… Increible!

Ninas de un colegio que venian a hablar en ingles
Ninas de un colegio que venian a hablar en ingles
Nara desde lo alto de uno de los templos
Nara desde lo alto de uno de los templos
Nara y sus templos
Nara y sus templos

De vuelta a Kyoto, volvimos en bici a cenar por la zona de Gion y Pontocho que es donde se supone que estan las Geishas trabajando… Yo tenia muchisimas ganas de ver a geishas y ver como son, las buscamos, miramos por las ventanas de los bares, pero nada… Ya de vuelta a casa, agotados del dia entero pedaleando, a mi izquierda, dentro de un taxi parado, vi de reojo una flor que se movia y tire la bici… Camara en mano. En un segundo, el cañon de mi Canon habia disparado unas 10 fotos mientras sujetaba la bici que se me caia medio retorcida… -Para! Para! una Geisha! una Geishaaaa! Es verdad que era fea y que seguramente habia estado bebiendo algo de Sake y que no se parecia mucho a la geisha elegante, silenciosa que teniamos en la cabeza, pero aun asi, me fui a casa con una sonrisa de oreja a oreja al poder haber visto por fin a una.

Maiko o aprendiz de Geisha
Maiko o aprendiz de Geisha

10am, y ya fuera del hotel con las bicis y las maletas. -Ah! pero como hacemos ahora? No podemos ir en bici y con las maletas!? Pues si, montados en la bici, y con las maletas de ruedas arrastrandolas por el suelo, dejamos el hotel ante la atenta mirada de un grupo de turistas que nos aplaudieron al vernos (jaja).

Bicis & Maletas
Bicis & Maletas

Adios Kyoto, una pena tener que irnos tan pronto pero volveremos! El 9 de Octubre, en Takayama, celebran el Festival de Otoño y dicen que es de los 3 mas bonitos de Japon. Asi que despues de haber organizado todos los hoteles, nos toco volver a restructurar el viaje para poder estar en los Alpes Japoneses durante el festival. Y no me arrepiento! El viaje fue espectacular. Mi idea era dormir un rato en el tren pero termine gastando la bateria de la camara… El tren pasa por muchos pueblos de los Alpes japoneses, rodeando rios y puentes.

Alpes japoneses desde el tren
Alpes japoneses desde el tren
Alpes japoneses desde el tren
Alpes japoneses desde el tren
Alpes japoneses desde el tren
Alpes japoneses desde el tren

Esta vez, cambiamos hotel occidental por un Ryokan (casa antigua japonesa) y asi estar metidos del todo en la cultura japonesa. -La cena es a las 6  y podeis bajar a cenar en Kimono. Ya esta! no hay ni una duda, por fin un Kimono! y asi cenamos en el suelo, al estilo japones y comiendo carne de Hida (tipica de la zona y junto a la de Kobe, la mas conocida de Japon).

Habitacion del Ryokan
Habitacion del Ryokan
Cena tradicional en Kimono
Cena tradicional en Kimono

En marcha a explorar la ciudad!, el festival, los puestecillos de comida japonesa, las carrozas adornadas con farolillos dorados y los bailes de ninos con caretas de dragones… Me sorprende ver como a tantos km de distancia, las ferias de los pueblos, pueden parecerse tanto entre paises y a la vez tan poco (no tienen coches de choque con Camela de fondo).

Festival de invierno de Takayama
Festival de invierno de Takayama

La luna totalmente llena solo hacia mucho mas bucolico estar rodeados de carrozas recorriendo un pueblo en medio de los Alpes Japoneses.

Procesion de carrozas & luna llena
Procesion de carrozas & luna llena
Procesion de carrozas
Procesion de carrozas
Danza de dragones
Danza de dragones

De vuelta a Tokyo, no sin antes salir a correr (arrastrada por un triatleta ;p) por las calles de un pueblo que duerme y en el que solo se escucha el ruido del agua (y mi respiracion medio ahogada intentando seguir un ritmo imposible…).

Corriendo por Takayama
Corriendo por Takayama

Bye Bye Takayama! Ultima parada, vuelta a Tokyo. Agotados y con ganas de descansar, llegamos al hotel y como siempre lo primero que hago es abrir las cortinas para ver las vistas desde la habitacion, cuando casi se nos caen las cortinas… Nuestra cara al abrirlas podria ser perfectamente la misma que la de los dibujos cuando se les disloca la mandibula y se les salen los ojos: Delante de nosotros en un ventanal enorme, las vistas de todo Tokyo!

vista panoramica
vista panoramica

No nos podemos ir sin probar la carne de Kobe; Carisima, pero segun todo el mundo, un manjar. Preguntamos, reservamos la cena y nos lleva un taxi hasta el area de Roppongi donde se supone que ibamos a probar una de las mejores carnes del mundo… Sinceramente, yo ya puedo decir que la he probado, pero una y no mas y mientras me como mil veces un chuleton espanol con patatas.

Cena & carne de Kobe
Cena & carne de Kobe

A parte de las vistas, el hotel es historicamente conocido por el jardin que data del siglo XVII y que tiene pequenos monumentos traidos de todo japon, como la impresionante pagoda que, leyendo un poco, he visto que fue construida por unos monjes sin utilizar ni un solo clavo.

Jardin y pagoda
Jardin y pagoda

Salir a correr por el jardin y los alrededores de Tokyo, desayunar con vistas y respirar aire puro mientras hacemos fotos a las japonesas que se pasean por el parque en Kimono es una gozada.

Japonesa paseando
Japonesa paseando

Ya solo nos queda visitar la ciudad de la electronica antes de volar de vuelta. Entras al metro dejando un barrio residencial, mas o menos tranquilo y de repente te trasladas a una pelicula de ficcion. En 15minutos estas rodeado de chicas vestidas de comic manga, Frikies enganchados a las maquinas de juegos, carteles enormes con dibujos, edificios enteros de tiendas porno y muchos colores por todos los lados.

En la ciudad de la electronica
En la ciudad de la electronica
Ciudad de la electronica
Ciudad de la electronica

Y para comer, el ultimo Ramen en un bar completamente vacio que nos supo a gloria… y a por las maletas.

Ultimo Ramen en Japon
Ultimo Ramen en Japon
Ultimo Ramen en Japon
Ultimo Ramen en Japon

Ya todo metido en las maletas, paseo por el jardin del hotel, haciendo tiempo y las ultimas fotos. Todo parecia estar perfectamente calculado para coger los diferentes trenes y llegar al aeropuerto con tiempo de sobra… Pues no… el tiempo que nos habian dicho que se tardaba, resulto convertirse en el doble. El ultimo tren que nos llevaba al eropuerto resulto que solo pasaba cada 40’… el reloj corriendo y el viaje en tren mas angustioso que he hecho en mi vida: -Hacemos una cosa, yo cojo las maletas, tu sales corriendo al mostrador con los pasaportes, que corres mas rapido y les lloras para que nos dejen entrar. 15 minutos para que saliese el avion… No 15 minutos para cerrar el check-in, NO, 15 minutos para despegar literalmente… Me dio igual ir corriendo por todo el aeropuerto y con el vestido subido hasta los hombros, las maletas colgando que se caian, una angustia horrorosa y rezando para conseguirlo… y si… Llegue al mostrador y todos con una sonrisa, pasaporte en mano y cogiendo las maletas para facturarlas: -Si que nos dejan, ya puedes respirar! Menos mal que viajaba con el correcaminos y consiguio hacerse todo el aeropuerto en 2 minutos! y menos mal que yo llevaba un anyo entrenando para ese momento (jaja)… Que alivio y que suerte tuvimos! Ya de vuelta a Dubai, listos para dejar las maletas y empezar un dia de trabajo despues de unas vacaciones espectaculares, disfrutando como enanos de un pais impresionante y de muchas muchas risas… Un viajazo que repetiria mil veces!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s