Quieres bailar conmigo?

Cógeme la mano y pégate a mí. Sigue mis pasos y déjate llevar. Confía en mí…  

Ahora que sigo sintiendo cada pulsación más alta y cada paso de flan, cada sonrisa y abrazo, beso y temblor de manos… ahora que sigo estando en una nube, ahora es cuando quiero daros las GRACIAS!

Tenía claro (quizás yo más que nadie) que quería una boda que reflejase nuestra personalidad, nuestra alegría de vivir, nuestra felicidad por estar el uno al lado del otro rodeados de familia y amigos. Y pensando y pensando, poco a poco nos fuimos liando la manta a la cabeza y tu rezabas por no volver a oírme decirte “se me ha ocurrido una idea”… e idea trás idea me has ido siempre apoyando porque sabias lo feliz que esto me hacía, incluso haciendo meses de noches en vela y findes de trabajo de chinos!.

 

IMG_3195
…y cada vez se iba llenando mas la casa…

“Has actualizado el fichero? Tenemos mascota! Cuantas alpargatas has hecho ya? Para quien es esa corona? Has conseguido que te confirmen los hoteles? Que bonito te ha quedado Zanzibar! Acabamos de terminar de pintar el barco! Mira lo que acabo de comprar…Una peluca de un pulpo!!!, ya nos han llegado las chuches y no puedo con las cajas!!! Pero cuantas has comprado???, llevo 2 cajas de 30Kg en las maletas y ya no me caben mas, acabo de salir de la prueba del vestido!!…Estoy hasta las narices de hacer alpargatas con el de-di-to…, No puedo ir a comer, tengo que terminar los meseros,…”

Pero la semana llega y se empiezan a llenar los hoteles de gente. De familia, de risas, de abrazos en la playa y de bandejas interminables de mejillones, calamares, almejas, risas, carcajadas y chistes malos y es que para mí la boda empezaba el 1 de Agosto en Bueu.

Empieza el jaleo de repartir regalos por habitación, por hotel, las cartas de bienvenida, las noches de 3 horas organizando coronas y cajas y “llamar y correr” por los pasillos para que todo sea sorpresa.

Toc, Toc... Sorpresa!
Toc, Toc… Sorpresa!

Y sin quererlo llega la lluvia. El Jueves, se levanta un chirimiri en Galicia después de un verano de sol e intento no pensar en la preboda… Pero imposible!

Me voy a la playa sola e intento echarme la siesta bajo un cielo que moja y una arena que solo piso yo… pero no hay manera y me empiezo a sentir como tigre enjaulado y solo puedo andar de un lado a otro espantando gaviotas y zigzagueando olas. Y miro al cielo y pido por favor que tanto trabajo salga bien y que salga el sol y también pido que si tiene que llover alguno de los dos días, “que solo sea hoy y no mañana”. Y sale un sol a lo lejos que solo iluminaba un barquito de vela cerca de Sanxenxo y me pongo a llorar de la emoción. Nadie me ve, nadie sabe lo que ha pasado, pero yo doy las gracias!

IMG_3558
Atardecer en Bueu

El día, bueno el año, se esfuma en un chasquido y llega el momento de la preboda. Una cuenta atrás llena de presentaciones, empanadas, navajas, gaviotas y bailes y una puesta de sol que solo auguraba un 5 de agosto perfecto.

Amigos y familia disfrutando y nosotros pletóricos.

Llega el gran día, y me digo a mi misma que no estoy nada nerviosa, pero salgo a correr y me vuelvo a los 5 minutos con el corazón a 170 pulsaciones y la cabeza a 200km/h… NADA NERVIOSA… Aeropuerto parado y grandes amigos que no llegan o si…peluquería, llaves del coche perdidas, tarde de maquillaje y sin tiempo para comer. Nos subimos al pazo!

Oye! Ese es Angel no? Si era Angel… pues no se…Y ahí, en la habitación de la novia, un ramo de flores que me hace emocionarme nada más entrar por la puerta pero que me calma los nervios (un poco), es de Angel que acababa de traer el mismo al pazo con una notita que me guardare para siempre!

Pero hay más sorpresas! Otros dos ramos de amigos que no estaban ahí conmigo y sin embargo llevo especialmente en el corazón! Gente que se cruza en tu camino y te llenan la vida de felicidad y buenos recuerdos! Amigos que en momentos clave y con detalles así… te hacen llorar de alegría!.

Y empieza la sesión de fotos, los detalles, y David de camino con mi regalo para Angel: “dáselo tú de sorpresa y así le puedes hacer fotos con la cara que ponga” (un cuento para niños dibujado por mi sobre nuestra historia… con el que me consta que se emocionó).      Yo mientras tanto esperaba a que se maquillase mi hermana con la bata que mi madre llevaba cuando yo nací y mas nervios que Bolt antes de salir a la pista.

Pero espera que todavía tenía que bajar las escaleras de la habitación, donde me esperaba mi padre impaciente…Es increíble ver como se van empañando los ojos de una de las personas que más te quieren en el mundo y te dice feliz : Si! Estas muy guapa!.” Mientras intenta dar la espalda a las cámaras para que no le veamos llorar.

Me despido de mi madre y como siempre, me hace la señal de la cruz en la frente y me da un beso. Se me acelera el corazón! mientras veo a mi hermana emocionada sin saber si le va a llegar con el paquete de kleenex que lleva en el bolso o necesitará algo mas fuerte.

Ya subidos al coche, intento no ponerme más nerviosa mientras que los cláxones de los coches que nos van pasando me van recordando que yo soy la novia esta vez y me emociona saber que familia y amigos están esperando en Cangas para verme y que todos han hecho mucho esfuerzo para estar ahí con nosotros…

Con el afán de ser tan puntual, nos toca esperar al grupo de invitados extranjeros que se han parado en un bar a comer jamón y al último autobús  que viene de Pontevedra… y empiezo a sudar los nervios y respirar hondo. … 1,…2,…uff venga venga!!

Me abre la puerta del coche mi padre y menos mal que estaba ahí para sujetarme porque las rodillas me temblaban como nunca y el vestido no me dejaba coger todo el aire del planeta… Empieza el Canon de Pachelbel y bajo los escalones de la iglesia sin ver nada y con el viento descolocandome el vestido.  Camino, e intento reconocer a la gente sin darme cuenta de quién es quién. Veo caras, veo lágrimas y me emociono aún más y se me olvida si estoy yendo rápido o despacio, llorando o sonriendo.

Conseguido! He llegado hasta el altar y ahí esta Angel más guapo que nunca. También como un flan, pero le miro y veo en él todo por lo que decidí casarme con él. Le doy la mano y me calma y le sigo mirando de reojo y pienso, Que suerte tengo! Se me cae el ramo, me tira el velo al sentarme pero ahí estoy más a gusto que nunca a su lado.

No se si fue porque esta vez me casaba yo, por la preciosidad de iglesia, por el rito tradicional, por tener ahí a nuestra gente, por el coro, el vestido o todo, que siempre recordare la ceremonia como la más bonita en la que he estado. Y es que también en un momento en mi cabeza sentía en mis manos las de mis abuelos y sabía que ahí estaban y que ellos habían sido piezas esenciales para que yo estuviera ahora mismo en el altar con Angel.

Salimos de la iglesia y nadie aplaude, nadie reacciona. Se me ha roto el vestido? Pensé, pero al cabo de 3 segundos eternos ahí estaba mi madre empezando los aplausos y los abrazos. Es muy bonito ver a toda o casi toda la gente que te quiere junta, con una sonrisa de oreja a oreja felicitándote por el gran paso que acabas de dar y al mismo tiempo ver de refilón el anillo en tu mano y pensar: la de cosas nuevas que nos esperan!

Y que alegría ver a familia y amigas todas con las coronas que les he hecho con tanto cariño durante tantos meses de trabajo (demasiados), pensando en sus vestidos, en su forma de ser… aunque pensando también que igual no se las ponían, igual no les gustaban… y no! Ahí estaba todo el mundo con sus coronas guapísimas! Que orgullo!.

En route!

Nos vamos para el pazo, esta vez Angel y yo en el Citroen Limousine espectacular con motor de 1936 que habiamos elegido. Y que especial fue este viaje de carcajadas nerviosas y confidencias entre marido y mujer! Creo que Angel nunca me había dicho cosas tan bonitas como me dijo en esos 10 minutos, otra vez entre “que vivan los novios” y cláxones de coches que pitaban cuando nos veían.

Llegamos al Pazo de Santa Cruz y allí estaban Anita y Martin esperándonos a la entrada para darnos un abrazo de oso y calmarnos los nervios del todo, por lo menos a mí! (jajaja). Empieza la fiesta!

Fotos, risas nerviosas (al ver que no sabemos posar ninguno de los dos) y “corre corre que ya están llegando los invitados”! Salimos del bosquecillo (donde nos estábamos haciendo unas fotos) y nos ponemos detrás de los gaiteiros para subir a la zona de la capilla y guíar a los invitados a la zona de la copa de bienvenida. Todo esto caminando al ritmo de gaitas.

Desde el principio tuvimos claro (y Fluxus con nosotros) que las fotos más bonitas son las espontaneas y que además no queríamos perdernos el coctel de Solla. Así que como flautistas de Hamelín, volvimos a mover a los invitados con los gaiteiros.

Sabores de Galicia de cinco estrellas combinados con una vista espectacular y un día que no podía haber sido mas bonito. Sol radiante, nada de calor. Nada de lluvia a la vista. Una cena exquisita entre marisco y una merluza que se deshacia en la boca perfectamente, y la cara de sorpresa de muchos invitados a cada plato lleno de cigalas, a cada postre.

“Teneis que hablar… no no, que no hemos preparado nada!… Bueno da igual, decid algo en cada idioma y seguro que lo haceis bien…” … Y me acordé de Angel diciéndome meses atrás. “A mi dime si tengo que hablar que me preparo algo, que a mí las sorpresas no me gustan delante de 300 personas… y yo No noooo, que no tenemos que hablar… (jaja).

El ramo también estaba pensado al milímetro. Cada flor tenía un significado, ya que quería que fuese especial para mí, y para mi hermana, a la que se lo daría luego de sorpresa (la tenía engañada). Sabía que se emocionaría, lo que no sabía es que se emocionarían tanto también mis padres y mis tíos.  Así que me fue difícil coger el micrófono y explicar hasta el final el significado de ese ramo (tanto tanto que se me olvidaron cosas que quería haber dicho jaja).

Y siguieron las confidencias, risas entre mesas, miradas entre amigos de toda la vida o no tan de toda la vida pero igual de importantes, abrazos de familia y un regalazo para la luna de miel de “los de Sanvi”, grupo de amigos de Angel que sin conocerles del todo, no pudieron ser mas cariñosos conmigo!

Nervios finales al levantarse de la mesa sabiendo que tenemos que abrir el baile. Un baile que hemos preparado con profesor ruso a conciencia para sacar unas risas a todos y que hemos entrenado todos los días durante dos meses. Cada uno en una esquina, mirándonos pensando “madre mía, madre mía que no nos tropecemos o equivoquemos”… y lo bordamos! Lo disfrutamos mientras escuchábamos de fondo los gritos y aplausos de todos los invitados! Que emocionante ver la cara de la gente cuando dábamos una vuelta o Angel se venía arriba en un paso del Twist.

IMG_3759

Y así, entre conga y salsa, rock y bachata nos dieron las 5am.

“Eso es una chorrada, no lo va a usar nadie” – le decía meses atrás mi padre a mi madre cuando le enseñábamos la peluca de pulpo para el photocall del barco que habíamos hecho juntos. Me acordaba de esta frase mientras hacía cola para el photocall que estaban colapsando mi padre y sus amigos con los pulpos en la cabeza. Que alegría!

Que alegría ver a tanta gente de tantas nacionalidades, de tantas edades, pasárselo tan bien. Estar tan encantada con la boda y decirnos tantas cosas bonitas…

Confía en mi paso  y no me sueltes la mano nunca. Disfruta de un baile eterno conmigo.  Siente mi pulso y sigue nuestra canción en las notas fuertes y en las bajas, en los acordes tristes y alegres, porque una canción es más divertida bailarla juntos, SIEMPRE.

GRACIAS!, Gracias a todos por disfrutar de nuestro principio de baile juntos!    

Y en especial a nuestros padres y hermanas por todo el cariño y ayuda que nos han dado. A Anita, por haber sido casi la primera en saber que nos casabamos. Por hacerme feliz en cada mail mes tras mes, y por ayudarme con todo. A David y Lorena de Fluxus, los mejores fotógrafos que conozco, que además de impecables profesionales considero amigos. A Lisi, por sus maravillosas manos y simpatia.  A Rosana, por su personalidad increible, su risa contagiosa y su trabajo perfecto. A Fede Olivera, magnifico captador de memorias y detalles para siempre, muy grande (vendrá de familia?). A Martin y Mari, desde 2010 abriéndome las puertas de su casa, queriéndome y dándolo todo por cada novio, cada invitado, cuidando el Pazo,…con el trabajazo que eso conlleva!. A Suso Solla, fantástico profesional, conocedor de la gastronomía como el que más e increíble persona como Pablo, ahí siempre al pie del cañón con sonrisa perenne y porte exquisito. A Luz por haber llevado perfectamente a todo el equipo e invitados. A TODO el equipo Solla que siempre saben dejarnos sin palabras y sin hueco en el estómago y aun así querer seguir comiendo. A Invitarte por las invitaciones tan bonitas que nos hicieron, a Inbloom por el gusto exquisito que tienen, las ganas de trabajar y lo bien que les quedó todo. A Pachi por el coche tan bonito que tiene y a Lucía por ser la alegría de la fiesta, a Antonio por habernos hecho tener agujetas de verdad! A todos vosotros que os conozco desde 2010, MIL GRACIAS DE CORAZON, porque no solo sois los mejores profesionales, si no que dais mucho más de lo que pensáis, y vuestro esfuerzo, pasión y dedicación se reflejan en una boda absolutamente perfecta!

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s